Fuengirola

Fuengirola se encuentra a veinte kilometros del aeropuerto de Málaga, y cuenta con el servicio de ferrocarril que facilita el traslado a lugares tan importantes como Torreblanca, Arroyo de la Miel, Torremolinos y Málaga, entre otros.

Fuengirola es sin duda conocida por sus ocho kilómetros de playas y paseo marítimo, rodeados de grandes hoteles y edificios residenciales con maravillosas vistas a la Costa del Mediterráneo. Un reciente remodelamiento del paraje ha obtenido como resultado un estupendo paseo marítimo con sus palmeras y flores coloridas dispuestas a lo largo del mismo. Las playas conocidas como Los Boliches, Gaviotas y Torreblanca presumen de haber logrado la bandera azul europea.

Fuengirola es también conocida entre los españoles como lugar de vacaciones y muchos poseen un apartamento donde pasan el verano. El hecho de que en la misma ciudad conviva además un alto porcentaje de muchas otras nacionalidades conlleva que exista una gran variedad de restaurantes y servicios de ocio, que va desde el típico tapeo andaluz y el ‘pescaíto frito’, hasta el tradicional desayuno inglés con alubias y salchichas, pasando por el shushi japonés, la pasta italiana, etc. siempre acompañados por una cerveza fresquita.

Fuengirola cuenta aún con una amplia variedad de supermercados y de tiendas con precios adecuados al bolsillo, y todo para disfrutarlo en una ciudad a orillas del Mediterráneo. En ella podrás descubrir cada martes el mercadillo más grande y más jovial de toda la Costa. Además los sábados encontrarás un mercadillo alternativo dónde tendrás posibilidad de comprar productos de segunda mano, artesanía y mucho más.
Para aquellos que vienen a veranear existe todo tipo de actividades tanto para disfrutar en familia como entre amigos; entre otros: el aquapark, el zoo, diferentes deportes para practicar en la playa, paseos en carrozas guiadas por caballos o paseos a pie por las diferentes barriadas fuengiroleñas recorriendo estrechas calles rodeadas de las tradicionales casas matas blancas que un día pertenecieron a los pescadores del lugar.

Las fiestas anuales incluyen la Feria de la Virgen del Carmen que se celebra en julio y en la que los pescadores locales sacan a la Virgen al mar y la Feria de Octubre que tiene lugar en el mismo mes y en la que la ciudad, por una semana, se viste de color y música y se llena de vida con mucho flamenco, vino fino.